Lo queremos todo…

Y nada también … El tiempo se agota. ¿Y la paciencia que se cuenta al respecto?

“Todavía está encontrando su camino”, contestó sin ningún atisbo duda la madre naturaleza.

Su mayor coraje es la persistencia. La paciencia nunca pierde la esperanza en este época del todo y nada.

El equilibrio se hace rogar, el camino es sinuoso, lleno de baches, con muchas curvas, pero ahí está la paciencia haciendo gala de su mayor virtud. Se sabe poca valorada, pero a ella poco le importa eso.

El tiempo corre, se agota. La paciencia disfruta su momento, fluye. Es irremediable, no puede parar la cuenta atrás.

Continuará…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s