A dónde vas

De mi amarga y bella existencia nacen cisnes blancos y negros que a su vez resguardan mi camino, cuya luz es pura e infinita, como el alma.

¿A dónde vas por ese camino? – Me preguntó taxativamente el destino-

Por unos instantes, no sabía que contestar. Pero algo brotó de mi interior:

“No lo sé, mi alma es imperecedera.”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s